El control y la mejora del proceso respiratorio (inspirar y espirar) son fundamentales para ti, tanto en el ámbito de la salud, como en el de la práctica deportiva. Nuestro bálsamo Mentolplus te aporta esa ayuda extra para que sientas bienestar en el proceso de la respiración.

respirar mentolplus deporte

Recuerda siempre que es más sano respirar por la nariz que por la boca. El aire que se inspira por la nariz pasa por una serie de filtros de la faringe, que calienta y humedece la respiración, reteniendo el polvo y purificando el aire; mientras que el que entra por la boca va directo a los pulmones. Lo que ocurre es que llega un momento en que necesitamos tal caudal de aire, que éste no puede ser suministrado sólo por la nariz, y necesitamos abrir la boca, tanto para la entrada como para la salida de aire.

La respiración es algo que se entrena al igual que el resto de movimientos musculares, un deportista entrenado conseguirá introducir mayor cantidad de aire de una sola inspiración y cansará menos sus músculos respiratorios (diafragma, intercostales, escalenos y abdominales). Los jadeos en el proceso de respiración cuando estamos cansados también es algo normal. En deportistas principiantes la pronta aparición del cansancio tiene que ver sobre todo con la fatiga de los músculos respiratorios, lo que desencadena que se altere el ciclo de la respiración, se consiga menos oxígeno y los músculos digan basta.

En la práctica deportiva, tenemos que diferenciar dos momentos: los estiramientos y la propia actividad física.

Por lo tanto, ¿cómo deberías respirar antes de practicar deporte, es decir, en los estiramientos previos? En los estiramientos inspiramos por la boca, y espiramos por la boca o la nariz. La entrada del aire será relativamente rápida y la salida más calmada con el fin de relajar la musculatura. En calentamientos de movilidad hay que sacar aire cada vez que lleguemos al extremo de una repetición.

Por otro lado, ¿cómo deberías respirar cuando practicas deporte?

  • En actividades aeróbicas continuas y prolongadas, como por ejemplo el running, debe mantenerse una respiración combinada entre intercostal y diafragmática, utilizando la nariz como acceso de aire.
  • En actividades anaeróbicas como musculación debemos sincronizar la exhalación con el movimiento.
  • En los ejercicios multiarticulares pesados (sentadillas, press de banca, etc) lo ideal es realizar la maniobra de Valsalva (típica del buceo recreativo), que consiste en inspirar con el diafragma y mantener la respiración hasta pasar el punto máximo de esfuerzo. Dicha maniobra deberán realizarla personas entrenadas, y sin contraindicaciones cardiacas, ya que durante su ejecución, se produce una disminución del flujo del retorno venoso, pudiendo causar mareos.

Ten presente que entrenar la respiración te volverá más eficiente en tu actividad física.